lunes, 29 de abril de 2013

LOS CARTAGINESES EN ESPAÑA I

   De todas la colonias fenicias, la que mayor auge experimentó fue Cartago (próxima a la actual Tunez), de tal forma que llegó a obscurecer a su metrópoli fenicia. Se atribuye su fundación a Dido, cuñada de Pigmalión rey de Tiro. Los fenicios se llevaban tantas riquezas de España, y era tal su avaricia que, provocaron la sublevación de los iberos, por lo que solicitaron ayuda a Cartago que, a las órdenes de Amilcar Barca, desembarcaron en el 237 a. de C. en Gadir (Cádiz) y en menos de un año conquistaron casi toda la península  hasta el Ebro. Pero una vez vencidos los iberos, arrojaron a los fenicios y se quedaron ellos en nuestro suelo.

   No obstante los naturales ofrecieron una enconada resistencia y vencieron a los cartagineses en la batalla de Hélice (tal vez Elche) hiriendo al propio Amilcar Barca que, murió durante la retirada.
   
   En otra batalla que sostuvieron los naturales de España con los cartagineses en su avance por el centro de la península , el caudillo celtíbero Orión logró vencerlos soltando contra ellos toros furiosos con hachones encendidos en las astas.
   
   En realidad los cartagineses venían de la I Guerra Púnica contra los romanos, habiendo perdido Sicilia, Córcega y Cerdeña, y encontrando en España tal cantidad de oro y plata que vieron la forma de pagar las fuertes indemnizaciones impuestas por Roma, sin mermar sus propias arcas. Amilcar Barca fundó las ciudades de Barcelona con el nombre de Barcino,y  Akra Leuke (Alicante).

   Muerto Amilcar Barca, le sucedió su general Asdrubal que, con el fin de ganarse la simpatías de los españoles, se casó con una joven nativa. Fundo la ciudad de Cartago Nova (Cartagena) en el 228 a. de C. donde ya existía la ciudad ibérica de Mastia, por su excelente ubicación estratégica y su riqueza en salinas, esparto, etc., pero fue asesinado por un esclavo.

   Le sucedió Anibal, hijo de Amilcar Barca y a lo que se  cree de una española, y esposo de otra, al cual siendo aun muy niño, su padre le hizo jurar "odio eterno a los romanos" antes de salir de Sicilia.  A la edad de 26 años fue elegido sucesor por aclamación del ejército, limitándose la metrópoli a ratificarlo. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario